Noticias - Actualidad

09/10/2020

El plan climático de la UE afecta a la silvicultura y la biomasa


La capacidad de los bosques para actuar como un "sumidero de carbono", absorbiendo más CO2 del que emiten, está disminuyendo y debe revertirse, dijo la Comisión Europea en su nuevo Plan del Clima para 2030.

El Ejecutivo de la UE argumenta que “necesitamos un sumidero creciente para que la UE logre la neutralidad climática para 2050” y pide una mejor gestión forestal, así como iniciativas para restaurar tierras degradadas y preservar la biodiversidad.

“Realmente tenemos que cuidar nuestros bosques”, dijo Frans Timmermans, vicepresidente ejecutivo de la UE a cargo de la acción climática. “Necesitamos asegurarnos de que nuestros bosques se mantienen saludables y esta es una tarea trascendental”.

Sin embargo, los propietarios de bosques dicen que el Plan del Clima 2030 de la Comisión pone demasiado énfasis en el papel de los bosques como sumideros de carbono.

La Comisión dice que “la promoción de la gestión forestal sostenible” combinada con la aplicación estricta de los criterios ecológicos de la UE para la biomasa ayudará a que el sector sea más sostenible.

Pero quiere garantías de que la biomasa utilizada en Europa sea realmente sostenible. Aunque mantiene la puerta abierta a las bioenergías en general, el Plan del Clima 2030 de la Comisión dice "un cambio hacia el cultivo de biomasa leñosa" y "el biogás y los biocombustibles avanzados podrían aliviar la situación" y ayudar a restaurar bosques saludables.

“La producción de bioenergía debería provenir de un mejor uso de los desechos y residuos de biomasa y del cultivo sostenible de cultivos energéticos, en lugar de reemplazar la producción de biocombustibles de primera generación basados ​​en cultivos alimentarios”, dice el ejecutivo de la UE

Más información